¿Tienes problemas en los pies?

PARA CADA PROBLEMA, UNA SOLUCIÓN

Señala la zona en la que tienes las molestias y te ofreceremos los productos que mejor se ajusten a tu problema.

La importancia de unos pies sanos

La zona de nuestros pies es una de las más importantes en nuestro cuerpo, por lo que merecen mucho cuidado y dedicación.

El 25% de los 212 huesos del cuerpo están en los pies. Si alguno de estos huesos (o los ligamentos, músculos y tendones que rodean a los huesos) pierden la alineación o reciben mucho estrés, los efectos pueden sentirse en cualquier parte del cuerpo.

Es necesario que adoptemos métodos sencillos y prácticos que le den una nueva perspectiva a nuestra vida.

Es importante que recordemos que no solo largas jornadas de trabajo afectan a nuestros pies, también el rozamiento provocado por los zapatos, la humedad ocasionada al tener el pie cubierto y la falta de transpiración correcta de la piel y las uñas.

Estas situaciones podrían causar ligeras lesiones, hongos o trastornos, tendinitis, juanetes, artritis y pueden ir limitando la movilidad de forma creciente.

¿Qué podemos hacer?

EVALÚA TUS PIES:

Antes que nada, debes hacerte una evaluación del pie con un podólogo.

La medicina es cada vez más proactiva, por lo que puede ser capaz de evitar problemas mayores mediante el uso de aparatos ortopédicos, soportes para el arco o incluso otro tipo de calcetines.

Hay dos problemas que se dan en los pies a cualquier edad: la artritis y la diabetes. La artritis puede provocar juanetes y rigidez.

EVITA EL OLOR DE PIES:

Los pies sudorosos pueden llegar a ser algo más que simple molestia.

Si sientes que sudan demasiado, es probable que tengas hiperhidrosis (las glándulas sudoríparas del pie están hiperactivas).

Puedes evitarlo usando antitranspirantes.