Antepié y Zona Metatarsal

Nuestros pies tienen una almohadilla natural de grasa en la zona anterior del metatarso que actúa como amortiguación para absorber impactos. Sin estas almohadillas, la zona anterior del metatarso recibiría directamente fuertes impactos cuando caminamos, saltamos o corremos, lo que causaría muchas molestias. La edad y el uso repetido pueden desgastar esta almohadilla grasa, lo que puede provocar dolor en el metatarso, llamado Metatarsalgia.

Además de la edad y el uso repetido, hay otras causas para el dolor en el metatarso, como pueden ser la artritis, una irritación en las articulaciones, lesiones en los ligamentos, el Neuroma de Morton, el Síndrome de Túnel Tarsiano y un exceso de presión sobre el pie durante largos periodos.

Tampoco podemos olvidarnos de que unos zapatos que calzan mal (puntera demasiado estrecha, tacones muy altos o suelas muy planas) también pueden ser la causa. De hecho, esta última es la causa más común de dolor en el metatarso. Por lo tanto, el calzado que elijas y el soporte adicional que coloques bajo tus pies, pueden ayudar en gran medida a evitar los dolores en el pie.

En HERBI FEET te proponemos soluciones y previsiones para el cuidado diario del Antepié y Zona Metatarsal, esa área tan importante de nuestros pies, desde almohadillas hasta protectores, pasando por bandas.

Antepié y Zona Metatarsal