¡Di adiós al molesto mal olor de tus pies!

¡Di adiós al molesto mal olor de tus pies!

¡¿Mal olor de pies?! No dejes que este problema te avergüence, busca las causas de ese desagradable aroma y la mejor solución para tu caso.

La sudoración es una función esencial que ayuda al cuerpo a permanecer fresco. Es bien conocido que el mal olor del sudor no es propiamente por el sudor mismo, sino por las bacterias que se alimentan de él.

Para prevenir el sudor y olor de pies, o para mitigar sus incómodos efectos, es necesario, sobre todo, mantener una buena higiene diaria y cada cierto tiempo es importante desinfectar el interior de los zapatos, para evitar la formación de hongos.

Causas del mal olor de pies

El mal olor en los pies aparece cuando las bacterias del sudor se mezclan con el aire. El problema es: ¿por qué si todos sudamos no todos tenemos mal olor de pies?

Podemos encontrar dos tipos de glándulas sudoríparas, las ecrinas y las apocrinas. Este sudor es, en principio, un líquido sin olor. Las glándulas ecrinas producen sudor con el fin de regular nuestra temperatura corporal, es por ello que sudamos cuando hacemos ejercicio. Por otro lado, las glándulas apocrinas segregan un sudor diferente, aceitoso, que no se evapora y no tiene la función indicada anteriormente.

Aunque el sudor que producen ambas glándulas es inodoro, existen bacterias en las zonas donde hay más transpiración que interactúan con el sudor y se puede llegar a producir mal olor, como es el caso de los pies.

Llevar los pies encerrados en unos zapatos durante mucho tiempo, varios días a la semana o incluso en los momentos del año que más calor hace, no ayuda a que ese mal olor de pies remita. Los pies empiezan a sudar más para tratar de controlar la temperatura corporal, ya que es la parte del cuerpo donde más glándulas sudoríparas existen. Este sudor será difícil que se evapore, al estar los pies encerrados. Esta es la situación ideal para que las bacterias proliferen.

En nuestra piel podemos encontrar queratina, también en los pies. Cuando exponemos la queratina de los pies a una constate humedad, estamos sirviendo en bandeja alimento para las bacterias. Es debido a las bacterias que se alimentan de queratina que se libera un olor desagradable: el mal olor de pies.

Por tanto, sufriremos de mal olor de pies dependiendo de cuánto sudor generemos a lo largo del día y de la cantidad de tiempo que pasemos con los pies tapados, provocando que el sudor no se pueda evaporar correctamente.

Remedios para el olor de pies

No dejes que el problema de mal olor de pies te avergüence, busca las causas de ese desagradable aroma y la mejor solución para tu caso. Nuestra gama SinODOR aporta soluciones para la sudoración y el mal olor, tanto para el pie como para el zapato, ya que aquí es donde más fácilmente se depositan las bacterias.

 

Además, lo ideal es que mantengas su calzado ventilado cuando no lo estés usando. En la medida de lo posible, intentaremos usar zapatos livianos que nos ayuden a combatir el exceso de sudoración. Un buen truco es nunca usar zapatos sin calcetines: éstos ayudan a absorber la humedad que se acumula en tus pies. Si es posible, anda sin zapatos cuando estés por casa y procura tener una buena higiene en la zona. Lava tus pies diariamente, poniendo especial cuidado en secar bien las zonas que separan los dedos unos de otros. Ayúdate con los productos que ponemos a tu disposición.

 

Desde Herbi Feet recomendamos acudir a tu especialista, será el que mejor te indique qué producto utilizar para tu caso particular.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *