Mal Olor

Mal Olor
5 (100%) 1 vote

Mal Olor de Pies

¡¿Mal olor de pies?! No dejes que este problema te avergüence, busca las causas de ese desagradable aroma y la mejor solución para tu caso.

La sudoración es una función esencial que ayuda al cuerpo a permanecer fresco. Es bien conocido que el mal olor del sudor no es propiamente por el sudor mismo, sino por las bacterias que se alimentan de él.

La sudoración excesiva y la falta de higiene de los pies pueden provocar igualmente la aparición de hongos en los pies, al encontrarse éstos en su medio húmedo ideal para su desarrollo.

Para prevenir el sudor y olor de pies, o para mitigar sus incómodos efectos, es necesario, sobre todo, mantener una buena higiene diaria y cada cierto tiempo es importante desinfectar el interior de los zapatos, para evitar la formación de hongos.

Sin embargo, existen casos en los que ni siquiera la higiene a conciencia en esa zona es capaz de eliminar el mal olor. Cuando esto ocurre, en HERBI FEET te ofrecemos productos que ayudan a eliminar ese olor del sudor, como plantillas, calcetines espráis y polvos podológicos (todos disponibles en nuestra gama SINODOR).

¡Di adiós al molesto mal olor de tus pies!

Causas del Mal Olor de Pies

El mal olor en los pies aparece cuando las bacterias del sudor se mezclan con el aire. El problema es: ¿por qué si todos sudamos no todos tenemos mal olor de pies?

Podemos encontrar dos tipos de glándulas sudoríparas, las ecrinas y las apocrinas. Este sudor es, en principio, un líquido sin olor. Las glándulas ecrinas producen sudor con el fin de regular nuestra temperatura corporal, es por ello que sudamos cuando hacemos ejercicio. Por otro lado, las glándulas apocrinas segregan un sudor diferente, aceitoso, que no se evapora y no tiene la función indicada anteriormente.

Aunque el sudor que producen ambas glándulas es inodoro, existen bacterias en las zonas donde hay más transpiración que interactúan con el sudor y se puede llegar a producir mal olor, como es el caso de los pies.

Llevar los pies encerrados en unos zapatos durante mucho tiempo, varios días a la semana o incluso en los momentos del año que más calor hace, no ayuda a que ese mal olor de pies remita. Los pies empiezan a sudar más para tratar de controlar la temperatura corporal, ya que es la parte del cuerpo donde más glándulas sudoríparas existen. Este sudor será difícil que se evapore, al estar los pies encerrados. Esta es la situación ideal para que las bacterias proliferen.

En nuestra piel podemos encontrar queratina, también en los pies. Cuando exponemos la queratina de los pies a una constate humedad, estamos sirviendo en bandeja alimento para las bacterias. Es debido a las bacterias que se alimentan de queratina que se libera un olor desagradable: el mal olor de pies.

Por tanto, sufriremos de mal olor de pies dependiendo de cuánto sudor generemos a lo largo del día y de la cantidad de tiempo que pasemos con los pies tapados, provocando que el sudor no se pueda evaporar correctamente.

Causas de la Sudoración

olor de pies

Los ambientes calurosos.

Las emociones y el estrés.

La comida caliente o la picante.

La actividad física y el movimiento en general.

Los efectos colaterales de medicamentos o cirugías.

Las enfermedades, ya que el cuerpo combate las infecciones y la fiebre.

Los cambios hormonales en la menopausia, el embarazo, la menstruación o la pubertad.

 

 

Más concretamente en los pies, la sudoración excesiva y la falta de higiene pueden provocar mal olor, pero los pies sudorosos pueden llegar a ser algo más que simple molestia. Pueden aparecer hongos en los pies, al encontrarse éstos en su medio húmedo ideal para su desarrollo.

Para prevenir el sudor y olor de pies, o para mitigar sus incómodos efectos, es necesario, sobre todo, mantener una buena higiene diaria y cada cierto tiempo es importante desinfectar el interior de los zapatos, para evitar la formación de hongos.

Sin embargo, existen casos en los que ni siquiera la higiene a conciencia en esa zona es capaz de eliminar el mal olor. Cuando esto ocurre, en HERBI FEET te ofrecemos productos que ayudan a eliminar ese olor del sudor, como plantillas, calcetines espráis y polvos podológicos, todos disponibles en nuestra gama SINODOR.

Consejos para evitar el mal olor de pies

como quitar el olor de pies

  • El sudor queda fácilmente atrapado en los pies y dedos de los pies: límpialos y sécalos bien al menos una vez por día.
  • Las medias fabricadas con materiales naturales como el algodón o las fibras de bambú son la mejor opción porque te hacen sudar menos.
  • Cambia tus calcetines al menos una vez por día.
  • Usa calzado hecho con materiales como el cuero o la lona. Usar sandalias durante el verano son una buena opción para que los pies respiren.
  • No uses el mismo calzado todos los días, dependiendo de la sudoración necesitará tiempo para secarse.
  • Desodoriza las plantillas. El talco puede ayudarte a absorber el sudor y mantener el calzado fresco.
  • Considera utilizar un jabón para pies o un desodorante para pies, en especial con los climas cálidos o calurosos.

 

Evita el olor de pies

Puedes evitarlo usando antitranspirantes y una forma correcta de vestir tus pies. Existen nuevas modas que son perjudiciales para la salud de los pies, como la de llevar zapatos cerrados sin calcetines.

La función de los calcetines es evitar rozaduras y absorber el sudor, si no contamos con ellos se ha de tener en cuenta que los pies pueden desprender unos 28 cl de sudor, el equivalente a verter casi una lata de refresco dentro de nuestros zapatos. De ese modo, es muy fácil imaginar el efecto que el sudor y el calor provocan en nuestros pies, no solo el olor, también las infecciones. No es recomendable en absoluto estar varias horas sin calcetines con un calzado cerrado.

Antes de calzar un zapato cerrado, ya sea sin calcetines o con ellos, pero con un pie que transpira demasiado, se debe utilizar un producto que sea antitranspirante para la planta de los pies. También se pueden utilizar nuestras plantillas SinOdor, mejor con efecto desodorante, de ese modo se pueden sacar del calzado y secarlas con mayor rapidez.

 

como eliminar el olor de pies

 

Es importante tener presente que una sudoración excesiva o una exposición a la humedad puede provocar hongos y que estos pueden derivar en enfermedades más complicadas como son:

  • Celulitis infecciosa. Se trata de una infección bacteriana en las capas más profundas de la piel.
  • Alergia. Algunas personas pueden sufrir alergias a algunas proteínas que producen los dermatofitos y que pasan a la sangre provocando ampollas en los dedos de las manos y pies, también en algunos casos en brazos y pecho.
  • Infección bacteriana. Las grietas de la piel permiten la entrada de bacterias a los tejidos blandos produciendo infecciones más graves.
  • Infección fúngica ungueal. Cuando la infección por hongos llega a las uñas de los pies estas cambian su color y se vuelven gruesas y escamosas. Si ello ocurre puede provocar mucho dolor.

Productos que te pueden ayudar