Aceites Esenciales

Los aceites esenciales son sustancias que se encuentran en diferentes tejidos vegetales y contienen una gran diversidad de compuestos químicos naturales. Estos compuestos son los que se usan como remedio casero para muchos tipos de dolencias.

Los aceites esenciales penetran en nuestro cuerpo y aportan bienestar y sus propiedades a cada uno de sus rincones.

Cada aceite esencial aporta las propiedades específicas de la planta de la que se extrae; por ejemplo, un aceite esencial puede ser sedante, bactericida o analgésico, aunque, en líneas generales, todos los aceites esenciales son, en mayor o menor grado, antibióticos, regeneradores, antisépticos, antiinflamatorios, estimulantes de la circulación, equilibradores de las emociones, inmunoestimuladores y antivíricos.

A pesar de que existen distintas vías para su administración, en HERBI FEET destacamos nuestros aceites esenciales para utilizarse, a través de la piel, es decir, por vía tópica. Al atravesar las distintas capas de la piel, también acceden a nuestro torrente sanguíneo y se difunden por todo el cuerpo. Sin embargo, a pesar del efecto general en todo nuestro organismo, la epidermis se ve muy beneficiada con su uso habitual, pues la hidratan, nutren, regeneran y estimulan.

Entre los aceites esenciales más utilizados, destacan el aceite del árbol de té por su poder antibacteriano y desinfectante, el de almendras dulces por su acción hidratante y curativa y el aceite de rosa mosqueta por combatir las arrugas, cicatrices y estrías.

En definitiva, son una opción magnífica para muchos problemas cotidianos de salud y de belleza, y todos deberíamos tenerlos en casa.

aceites esenciales

Date un masaje

Tanto si quieres relajarte, hidratarte o aliviar alguna dolencia, los masajes con aceites esenciales son tu solución. Una vez elegido el aceite según tus necesidades y, por supuesto, después de haberlo diluido en un aceite base, prepárate para calmar tu mente, mejorar tu piel, reducir dolores musculares, activar tu circulación… Prueba todos los aceites que puedas, son una maravilla de la naturaleza. Ya sea a ti mismo/a o con la ayuda de alguien, no lo dudes, ¡mímate! Notarás la diferencia.

Nuestros aceites

A pesar de que hay que conocer bien los aceites esenciales y sus usos -ya que la gran mayoría no deben utilizarse puros, es decir, sin diluir-, una vez te adentras en este apasionante mundo de aromas y múltiples beneficios, no podrás vivir sin ellos. En HERBI FEET hemos hecho una selección de los aceites esenciales más utilizados y alabados: Árbol de Té, Argán, Árnica, Azahar, clavo, Eucalipto, Jazmín, Jojoba, Lavanda, Limón, Menta, Naranja, Romero, Rosa, Rosa Mosqueta… ¿Cuál será el tuyo?

Date un baño

Darse un baño con aceites esenciales es una experiencia increíblemente relajante y agradable. Además de limpiar nuestra piel, las propiedades de estos aceites serán absorbidos por nuestra piel y entrarán en nuestro torrente sanguíneo, multiplicando sus beneficios. La mejor forma de sacarles partido es diluirlos en una sustancia grasa, como un aceite base, sal o leche. Si tienes problemas musculares, tópicos, circulatorios o simplemente quieres relajarte, ponte música, cierra los ojos y ¡disfruta de un maravilloso baño con aceites esenciales!