Talones agrietados: causas y soluciones para este problema

Talones agrietados

Talones agrietados: causas y soluciones para este problema

Poco a poco se va acercando la primavera, y antes de que nos queramos dar cuenta los pies serán los grandes protagonistas de nuestros looks. Sin embargo, después de estar todo el otoño y el invierno escondidos tras calcetines y botas, los pies necesitan algún cuidado extra. Por eso, hoy os contamos todo sobre los talones agrietados.

La piel de los pies no es igual que la del resto del cuerpo, es mucho más gruesa. Por ejemplo, la zona del talón puede llegar a ser hasta 50 veces más gruesa que la de la cara. Además, es una piel pobre en grasa, por lo que la mayoría de veces no está correctamente hidratada. Estas dos causas unidas, puede hacer que aparezcan los talones agrietados.

Causas de los talones agrietados

El principal síntoma de los talones agrietados es que la piel de esta zona del pie se encuentra muy seca y dura. Debido a ello, aparecen grietas perpendiculares, que pueden llegar incluso a sangrar en los casos más extremos.

Si este problema llega a la situación extrema de causar dolor o sangrado, es recomendable visitar a un podólogo, que marcará los pasos a seguir para que la piel del talón recupere su elasticidad e hidratación.

Las causas por las que aparecen los talones agrietados pueden ser muy variadas:

  • Falta de hidratación. En ocasiones nos olvidamos de cuidar la piel de nuestros pies de la misma forma que lo hacemos con la del resto del cuerpo.
  • Algunas enfermedades o tratamientos. La diabetes, la diálisis, la quimioterapia o la radioterapia pueden hacer que la piel se deshidrate con más facilidad y sobre todo en zonas sensibles a ello como los talones.
  • Utilizar un tipo de calzado incorrecto. Es recomendable usar calzado amplio, con buena amortiguación y que no tenga mucho tacón, para evitar que la zona sufra presiones y se reseque en exceso.
  • No llevar una dieta equilibrada. Para tener una piel hidratada y elástica es necesario llevar una dieta equilibrada y rica en todo tipo de nutrientes. El sobrepeso también puede hacer que la zona de los talones sufra más presión y se reseque con más facilidad.
  • Andar descalzo. Andar descalzo hace que la zona del talón tenga mucho más roce con la superficie de apoyo, causando sequedad.
  • El agua muy caliente y los baños largos. El agua muy caliente y los baños que exceden los 15 minutos pueden hacer que la piel pierda su hidratación natural, causando sequedad.
  • El cloro y el salitre. En verano los baños en la playa o en la piscina pueden causar sequedad, por ello, es recomendable darnos una ducha siempre después, para eliminar el cloro y el salitre.
  • El tabaco. Fumar reseca la piel; ya que la que la nicotina reduce el flujo sanguíneo y provoca una falta de nutrientes y oxígeno en el torrente sanguíneo.
  • Beber poca agua. La principal forma que tenemos para hidratarnos es beber agua, por ello es muy importante consumir entre 1,5 y 2 litros diarios. Si no lo hacemos es más fácil que la piel esté deshidratada y reseca.

Tratamiento para los talones agrietados

Además de ser antiestéticos, los talones agrietados pueden causar otros problemas más importantes como dolor, sangrado o infecciones. Por ello, a continuación, te proponemos algunos tratamientos para solucionar este problema:

1. Visitar a un podólogo: si la sequedad en los talones llega a causar molestias o sangrado, es muy importante acudir a un especialista. Las grietas profundas en los talones pueden ser una puerta de entrada para microrganismos y llegar a causar infecciones. El podólogo propondrá el tratamiento más adecuado en los casos más graves.

2. Realizar una cura de hidratación: si no has usado crema hidratante durante mucho tiempo y el problema es muy evidente, una cura de hidratación puede ser la solución perfecta para ti. Aplica una crema específica en la zona, como la crema para talones agrietados Derma Feet, y cubre la zona con un film de plástico durante toda la noche para que actúe.

Crema talones agrietados Derma Feet

3. Bebe agua y lleva una dieta equilibrada: como hemos dicho antes, llevar una dieta equilibrada rica en todo tipo de nutrientes y beber unos 2 litros de agua al día es fundamental para tener una piel hidratada y elástica.

4. Hidrata tus pies a diario: al igual que cuidamos la piel de nuestro cuerpo es necesario cuidar la piel de nuestros pies. Es importante usar una crema específica para los pies, que cuente con urea como su componente principal; ya que este ingrediente ayuda a impedir la pérdida de agua. La crema podológica Urea 20% Derma Feet será tu gran aliada para mantener la hidratación de tus pies. Es recomendable realizar la hidratación por la noche.

Crema podológica Derma Feet

Estos son los principales consejos y tratamientos que debes seguir para olvidarte para siempre de los talones agrietados.

Recuerda que puedes encontrar nuestros productos en tu farmacia u ortopedia. Consulta aquí tu punto de venta más cercano.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *