Cuidado de los pies en el Camino de Santiago

Cuidado de los pies en el Camino de Santiago

Aprovechando que comienza el buen tiempo, mucha gente se decide a hacer el Camino de Santiago entre primavera y verano. Elijas la ruta que elijas, todas ellas son muy exigentes para el cuerpo, y sobre todo para los pies. Hoy os damos algunos consejos para el cuidado de los pies en el Camino de Santiago.

Gracias a estas recomendaciones podrás evitar que el camino se convierta en una tortura para tus pies y podrás disfrutarlo como merece. ¡Toma buena nota, que comenzamos!

El cuidado de los pies en el Camino de Santiago comienza con la elección del calzado

Elegir calzado Camino de Santiago

Cada vez que vamos a someter a los pies a un esfuerzo al que no están acostumbrados, debemos tener en cuenta elegir un calzado adecuado. Los tipos de calzado más adecuados para hacer el Camino de Santiago son las botas de montaña o las zapatillas de trekking.

Es recomendable usar las botas o zapatillas de caña media o baja, que estén hechas de materiales transpirables y ligeros. De esta forma pueden sujetar el pie sin presionarlo y permitir que se evapore el sudor durante las largas caminatas.

Un error muy común consiste en estrenar zapatos para realizar el camino. Sin embargo, para evitar la aparición de ampollas y rozaduras hay que estrenarlos antes de comenzar las caminatas, para que se adapten al pie.

Otro punto muy importante son los calcetines, que se ajusten adecuadamente al pie, no tengan costuras para evitar roces y ampollas y que sean transpirables para evitar la acumulación de sudor. En este sentido te recomendamos los calcetines Diavital de alto rendimiento.

No te olvides de revisar tus pies antes de comenzar el Camino de Santiago. Detecta si tienes alguna anomalía como callos, durezas, ampollas o uñas encarnadas y acude a un podólogo para solucionarlo antes de que el problema se agrave después de las caminatas.

Cuidados para los pies antes de cada etapa

Cuidado de los pies antes de cada etapa

Antes de comenzar a caminar debes prestar atención al corte de las uñas. Para evitar la aparición de uñas incarnadas (onicocriptosis) debes cortarlas rectas, con los bordes libres, para que no se introduzcan dentro de la carne.

Para el cuidado de los pies en el Camino de Santiago es fundamental contar con un pequeño botiquín dentro de tu mochila. Este botiquín debe contener:

  • Antiséptico como el alcohol.
  • Gasas y vendas por si es necesario hacer alguna cura.
  • Parches y apósitos por si aparecen rozaduras o ampollas.
  • Crema para hidratar los pies después de cada etapa, como la crema 20% Urea de Herbi Feet.
  • Pomada para las heridas.
  • Agujas para suturar en caso de grandes ampollas o heridas.
  • Vaselina o stick antirozaduras para aplicarlo en los pies antes de comenzar a caminar.

Antes de comenzar cada una de las etapas aplicaremos en el pie stick antirozaduras o vaselina, para evitar los roces con el calzado y la aparición de rozaduras o ampollas. De esta manera conseguimos anular la fricción con la bota o zapatilla.

Cuidados para los pies después de cada etapa

Después de cada etapa llega el momento clave para el cuidado de los pies en el Camino de Santiago. La higiene es fundamental, por ello, debes lavarlos y sacarlos con cuidado cada día después de terminar la etapa.

Después de secar tus pies a conciencia, aplica crema hidratante específica para pies, como la crema podológica 20% Urea de Herbi Feet. Esta crema te ayudará a mantener elástica e hidratada la piel de tus pies, evitando la aparición de llagas o ampollas. Es recomendable dejar secar los pies al aire.

Revisa tus pies en busca de ampollas o heridas, para poder curarlas a tiempo, antes de que se hagan más grandes. Si aparecen ampollas, no muy grandes, es recomendable usar apósitos hidrocloides para ampollas. Estos apósitos protegen y amortiguan la zona afectada, evitando el dolor y las infecciones.

Si la ampolla es muy grande, pínchala con una aguja desinfectada para drenar todo el líquido, trátala con una pomada antiséptica y cúbrela con un apósito especial para ampollas. De esta manera podrás continuar andando al día siguiente sin excesivas molestias.

Una vez realizadas las tareas de hidratación y cura, esta última si es necesario, es recomendable usar unas sandalias sin calcetines, para dejar que el pie transpire libremente y se recupere después de una larga caminata; siempre que el tiempo lo permita.

Antes de dormir, puedes volver a aplicar crema hidratante y dormir sin calcetines, para evitar el reblandecimiento de la piel, que beneficia la aparición de ampollas.

En Herbi Feet queremos hacerles el camino mucho más fácil y agradable a los pies de todos los peregrinos. Por ello, Herbi Feet ha creado un kit pensado especialmente para el camino de Santiago. Nuestro “Kit Camino de Santiago” contiene cinco productos que son  indispensables en la mochila de cualquier peregrino:

  • Tubo elástico recortable con gel: alivia y evita fricciones y sobrepresiones en los dedos de los pies. Protege los dedos en garra o martillo y favorece la cicatrización de heridas.
  • Fieltro adhesivo hipoalergénico: se acopla a las diferentes zonas del pie donde se producen presiones o rozaduras, para evitar la aparición de ampollas o callosidades.
  • Crema de masaje Artroben: favorece la acción desfatigante y relajante después de un esfuerzo físico, como son las caminatas del Camino de Santiago. Te ayudará a descansar cada noche.
  • Skingel ampollas: apósitos con efecto segunda piel para cubrir las ampollas que puedan aparecer durante las caminatas. Amortiguan frente a golpes y roces; protegiendo del dolor.
  • Spray podológico SinOdor: refrescante, desodorante y antitranspirante para los pies recalentados e hinchados. Además, en un cómodo tamaño mini (30 ml), para llevar en la mochila.

Si tras terminar el Camino de Santiago notas dolor o algunos síntomas poco habituales en los pies, lo mejor es acudir a un especialista. El podólogo hará una revisión exhaustiva de tus pies y te proporcionará el tratamiento más adecuado.

Si sigues estos consejos para el cuidado de los pies en el Camino de Santiago, podrás disfrutar de todas las etapas sin preocuparte por tus pies.

Recuerda que puedes encontrar nuestros productos en tu farmacia u ortopedia. Consulta aquí tu punto de venta más cercano.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *